Cómo ahorrar energía en el aire acondicionado

enero 14th, 2015 by Jose | Posted under Cosas.

5892228432_fdd96898e1Tenemos la idea mental de que un aire acondicionado gasta mucha luz. Es tanto, que muchas veces tenemos el aire acondicionado en nuestra casa y por más que estemos asados no lo encendemos. Muchas veces este gasto se debe al desconocimiento. Está claro que cada vez los aires acondicionados son más difíciles de utilizar. Tienen mandos más complejos, nuevas funciones…. ya se ha perdido ese mando que sólo tenía on/off y para graduar la temperatura.

Muchas de estas opciones y botones pueden estar destinados a mejorar la eficiencia energética, pero claro, si no sabemos utilizarlos, de nada servirá. Además, hay que tener también en cuenta varias costumbres y hábitos para aprovechar bien el aire de nuestro aparato acondicionado. Vamos a resumir algunos de los aspectos más importantes para utilizar un aire acondicionado correctamente y no arruinarnos en el intento.

Vemos en el blog de presupuestosdeaireacondicionado.com los siguientes consejos para reducir el gasto y el consumo de nuestro aparato de aire acondicionado:

  • No fijar el termostato de la casa excesivamente con la intención de enfriar rápido la casa y posteriormente colocarlo a temperatura normal. No se enfriará antes la casa y el consumo aumentará.
  • Puertas y ventanas deben de estar completamente cerradas y abrirlas lo menos posible. Desperdiciaremos el aire refrigerado.
  • Identifica los modelos más eficientes. Muchas veces por ahorrarte ”cuatro duros” termina saliéndote mucho más caro a la hora de pagar unas pocas facturas veraniegas. Fíjate en la etiqueta energética que proporcionan a partir de la directiva europea que obliga a hacerlo. Trata siempre de comprar las mejores marcas de aire acondicionado que comúnmente son las más sensibilizadas con el consumo.
  • Temperatura de 24 grados aproximadamente. Las diversas recomendaciones coinciden con que los termostatos se deben fijar a 24 grados. Otras recomendaciones apuntan incluso a una temperatura de 26 grados, que no es nada alto en verano. No se recomienda colocar más de 12 grados de diferencia con respecto a la temperatura exterior. Pues, cada grado que descienda de aquí, el aparato consumirá un 8% adicional.
  • Si tienes que ventilar la casa, no lo hagas en la hora de calor calentándola más y provocando que sea más difícil enfriar la casa con el aire acondicionado posteriormente. Realiza la ventilación en las horas más frescas del día (sobre todo a primera hora de la mañana y al anochecer).
  • Realiza un buen mantenimiento del aparato de aire acondicionado. Si no se limpian comúnmente los filtros, le costará más expulsar el aire fresco y por tanto consumirá más energía para refrigerar tu casa.
  • Es recomendable aislar térmicamente tu casa. Los aislamientos no son sólo los que se realizan en las paredes. Si tu casa está horientada hacia el sol, un simple toldo mejoraría drásticamente la eficiencia energética de tu aire acondicionado.
  • Si tienes pensado pintar tu casa, busca una pintura que realice un buen aislamiento térmico. ¿Qué pintura es buena para ésto? Los colores blancos reflejan la radiación solar y por ello ayudarán a que se mantenga el fresco en las habitaciones. Colores más oscuros absorberán la luz calentándose.

Ya no hay escusas para estar asado como un pollo!

Comments are closed.